Exalumna de Cine UV gana FICVALDIVIA con documental “Desierto no cierto”

Nathaly Cano obtuvo el primer lugar en la XXIV edición del tradicional certamen valdiviano.

Nathaly “Dubi” Cano, exalumna de la Escuela de Cine UV y quien en la actualidad se encuentra en Barcelona cursando estudios de postgrado, logró el primer lugar en la categoría largometraje documental con su película “Desierto no cierto” en la XXIV edición del Festival Internacional de Cine de Valdivia. La historia transcurre cerca de Carrizal Bajo, región de Atacama, en el balneario de Flamenco, un caserío de precarias casas que está vacío durante la mayoría del año, pero revive durante la época estival, llenándose de turistas.

En el lugar viven dos mujeres con distintas realidades: María Molina, inmersa en un proceso de estancamiento, donde solo pareciera esperar el fin de sus días y Lidia Aguirre, proactiva y emprendedora, rostro de la última generación que estará por siempre en Flamenco, en desmedro de sus hijos y nietos que han partido a la ciudad en busca de seguir sus estudios.

Respecto de haber ganado el FICVALDIVIA, la directora y guionista explica que “es una felicidad demasiado grande para el equipo y para mí, porque es una película en que tuvimos muchas dificultades, como problemas de financiamiento para terminarla. Además, es mi ópera prima como directora, ya que usualmente trabajo como directora de fotografía, por lo que dirigir este documental fue todo un reto y significó mucho aprendizaje para encontrar mi propia voz en la narración”.

Nathaly agrega que “la mayoría de quienes nos dedicamos al cine esperamos en algún momento estrenar o mostrar una obra propia en un festival de cine importante. A pesar de no haber ido nunca al FICVALDIVIA, conocía la calidad de las películas que se estrenan ahí y lo importante que es para los realizadores chilenos, por lo que estar dentro de la competencia ya fue una gran sorpresa. Cuando me enteré que habíamos ganado el premio, menos me lo esperaba, fue demasiado emocionante, porque es una película que me ha costado sudor y lágrimas literalmente”.

“Fue y sigue siendo un proceso de más de tres años donde lo he dado todo por la película, por lo que este premio es un reconocimiento muy grande al esfuerzo de todo el equipo. Quería estrenarla en Valdivia, porque encontraba muy interesante llevar esta obra hecha en el norte, con paisajes totalmente distintos al sur de Chile. Según me comentó el equipo, fue increíble esa apreciación fresca de la gente, donde la mayoría desconocía estas postales del norte”, explica.

Concepto de lo femenino

Sobre su trabajo, Nathaly indica que “el documental resultó finalmente muy contemplativo y en realidad el conflicto está en el espectador más que en la película, por lo que la narración la defino más como un gesto cinematográfico que una historia clásica, donde busco poner al espectador en una situación de cuestionamiento frente a las formas de vida que existen en estos lugares marginados de Chile y cuya realidad dista mucho de lo que sucede en la capital o las ciudades grandes”.

“Es una mirada fresca, no tan clásica de narración, relacionada con mi formación como directora de fotografía y mi inexperiencia como guionista documental, lo que le dio una estructura no tan clásica. Quise narrar con cada una de las imágenes, como si fuese un cuadro estático con su propia lógica, pareciendo fotografías que van avanzando y significándose, una tras otra”, explica.

La exalumna añade que “ésta es una película realizada por una mujer joven aún, del norte, y que habla mucho del concepto de lo femenino y del matriarcado en territorios inhóspitos, que creo se ha vuelto un tema muy contingente de retratar actualmente: los matices de la segregación y cómo esto no significa algo negativo, al contrario, se debe respetar a lo menos, y en mi opinión, es de admirar”.

Los nuevos proyectos

Sobre los nuevos pasos que debiera dar el documental, la directora cuenta que “hace poco me contactó una distribuidora de cine que está interesada en poder llevar la película a distintos mercados y festivales, para que diversa gente la pueda ver, que es lo esencial de realizar una obra. A corto plazo, estaremos en el Festival Antofadocs en noviembre, lo que nos llena de felicidad también, ya que será su estreno oficial en el norte de Chile”.

Actualmente Nathaly se encuentra trabajando en tres proyectos nuevos. Dirigirá la serie del Consejo Nacional de Televisión "Emancipadas" donde trabajará con exalumnas de la Escuela de Cine UV, tratando el tema de lo femenino con mujeres líderes de comunidades de diversas índoles a lo largo de Chile que cumplen un rol muy empoderado de llevar adelante proyectos sociales y luchas contra problemáticas de sus comunidades.

En paralelo se encuentra desarrollando dos proyectos de largometraje de docuficción: el primero sobre la generación de los "millennials", donde realiza un retrato íntimo de tres amigos cercanos de Valparaíso y luego el de una chica chilena que se casará en Barcelona con su mejor amigo para la obtención de la visa.

Sobre éste último explica que “ambos se enamoran en el proceso, viviendo una especie de amor libre de acuerdo. Aquí la idea es cuestionar el concepto del amor romántico y libre entre ellos, realizando un retrato irónico y entretenido de cómo se puede vivir el amor, utilizando el casamiento como excusa narrativa”.

En cuanto a su mensaje para quienes se encuentran estudiando cine, Nathaly es enfática: “Trabajen hasta el cansancio por sus ideas, siempre denlo todo. Si no lo saben o no se los enseñan, apréndanlo y practiquen, equivóquense y siempre crean en su intuición, si les dicen que está mal porque siempre ha funcionado de una forma standard, confíen en ustedes. En muchos momentos pensé que nunca podría vivir del cine y aunque es un trabajo del día a día, lo estoy logrando creo y no hay satisfacción más linda”.

CINE UV en Twitter